Main menu
abogado accidentes laborales madrid

Contáctenos en el:

91 09 11 942

Derechos del trabajador en España: una visión global.

Derechos del trabajador en España

Derechos del trabajador en España-Fernando CamachoGeneralmente, cuando hablamos de trabajador nos estamos refiriendo a la persona que presta sus servicios por cuenta ajena, recibiendo a cambio una retribución. Frente a esta definición también podemos referirnos al trabajador por cuenta propia, también conocido como autónomo. En este caso me gustaría centrarme en la primera clase de trabajadores, aquellos que desarrollan su actividad bajo la dirección de un empresario, deteniendo especialmente mi análisis en los derechos del trabajador en España.

Aspectos legislativos básicos

Esta materia se encuentra regulada por el Estatuto de los Trabajadores, del año 1995. El Estatuto ha sufrido numerosas modificaciones desde su aprobación, destacando las que se han producido en los últimos años como consecuencia de la crisis económica. Las principales reformas han ido orientadas a facilitar el despido de los trabajadores por parte de las empresas y a disminuir las indemnizaciones en estos casos. Son medidas destinadas a facilitar el saneamiento de las empresas, para que éstas puedan sobrevivir a la mala situación financiera. Tampoco puedo dejar de mencionar la reducción de los tipos de contrato laboral con la finalidad de promover la contratación.

El Estatuto contiene cuatro grandes grupos de normas. En primer lugar se establecen las disposiciones generales referidas a los contratos, quiénes pueden celebrarlos (con limitación respecto de los menores de edad), sus tipos, duración y causas de extinción. A grandes rasgos, los contratos de trabajo pueden ser indefinidos, formativos, a tiempo parcial, de relevo y a distancia. En cuanto a las formas de extinción de los contratos, las más importantes son las siguientes: la voluntad del trabajador, despido colectivo, por causas objetivas (mala situación económica de la empresa), despido disciplinario y despido improcedente. Sobre estas cuestiones volveré más tarde.

La segunda materia que el Estatuto regula en profundidad es el derecho de representación colectiva y de reuniónde los trabajadores. Éstos tienen derecho a elegir a sus representantes sindicales, encargados de defender sus derechos. Dependiendo del tamaño de la empresa habrá más o menos representantes (algunos, incluso, se dedican exclusivamente a labores del sindicato; son los denominados liberados sindicales), que se eligen periódicamente por los trabajadores.

Derechos del trabajador en España

Igualmente importante es el derecho de los trabajadores a reunirse en asamblea, siempre que así lo soliciten el 33% de los mismos.

En tercer lugar se establece el derecho a la negociación colectiva. Gracias a esta clase de negociación los sindicatos llegan a acuerdos con los empresarios para mejorar las condiciones de los trabajadores. Esto se consigue gracias a la aprobación de los convenios colectivos, que dependiendo de los negociadores pueden tener alcance sectorial, provincial, autonómico o nacional (o aplicarse únicamente a una empresa). Los convenios colectivos son hasta tal punto importantes que aparecen reconocidos en la Constitución Española de 1978.

Por último, el Estatuto incluye una serie de infracciones que pueden producirse en el ámbito laboral, tanto por parte del trabajador como del empresario. En mi experiencia personal he tratado tanto con empresarios que han sufrido las ausencias injustificadas

Derechos del trabajador en España: los más importantes

Después de haber analizado la ley en su conjunto, como abogado laboralista considero interesante ofrecerle una perspectiva genérica acerca de los derechos básicos y obligaciones del trabajador.

La contrapartida de los derechos son las obligaciones, aquellas directrices que el trabajador ha de cumplir y respetar para poder exigir al empresario el cumplimiento de las suyas. En este sentido ha de cooperar con los demás para el buen desarrollo de las actividades laborales, siguiendo las indicaciones de sus superiores siempre que no entren en conflicto con sus propios derechos. Tiene que respetar las medidas de seguridad propias de su puesto y no llevar a cabo, fuera de su centro de trabajo, actividades que supongan competencia desleal respecto a su empresa.

Con relación a los derechos propiamente dichos el Estatuto distingue entre el derecho al trabajo y los derechos en el trabajo. Toda persona tiene derecho a un empleo y, dentro de éste, a los derechos que he mencionado anteriormente (sindicación, negociación colectiva, reunión…). Sin embargo, hay un derecho que cobra especial relevancia: el derecho a la huelga, que implica la posibilidad de suspender temporalmente el trabajo como medida para presionar al empresario y obtener mejores condiciones laborales.

Con el derecho a la huelga sucede una cosa curiosa, y es que estando reconocido por la Constitución la ley que lo regula es anterior a la misma. Por supuesto esta ley se ha adaptado a través de distintas reformas a los tiempos actuales.

Hasta ahora he analizado los derechos que giran en torno al trabajo, pero hay otros, los que la persona empleada tiene en el momento de desarrollar su actividad: derecho a la promoción profesional; a la protección de su salud e integridad física; a percibir periódicamente la remuneración estipulada, etc.

Protección en caso de despido

En mi calidad de abogado laboral suelo encontrarme con multitud de clientes que necesitan ayuda acerca de los derechos del trabajador ante un despido. A pesar de que, como le comenté anteriormente, en los últimos años se han rebajado las exigencias para despedir a los trabajadores, éstos continúan gozando de una amplia protección legal.

Derechos del trabajador en España: los mas importantes

Hace poco se me presentó un caso que puede ayudarle a comprender cuáles son sus derechos en la actualidad.

Fernando S. D. llevaba tres años trabajando en una empresa que realizaba certificados médicos. Una mañana su jefe le exigió que asumiera obligaciones que excedían de sus obligaciones laborales. Aunque él se mostró conciliador se encontró con la sorpresa de que, al día siguiente por la mañana, le habían despedido. No consideraba justa esta situación y acudió a mi despacho.

En ese momento le expliqué que se encontraba frente a un despido improcedente. Le aconsejé que no firmara ninguno de los documentos que le ofreciera la empresa. Menos mal, porque intentaron que firmara el finiquito incluyendo sólo las vacaciones, sin la indemnización por despido.

Mientras que la empresa le ofrecía 300€ por las vacaciones que aún no había disfrutado, a Fernando S. D. le correspondían también 2.850€ en concepto de indemnización por despido. Era un caso flagrante de vulneración de derechos del trabajador por finiquito.

En el ámbito laboral antes de acudir a juicio es preciso celebrar un acto de conciliación, precisamente con la finalidad de evitar acabar en los tribunales. Fernando S. D. no estaba seguro de llegar a un acuerdo en el acto, pero yo le tranquilicé explicándole que a la empresa no le convenía ser demandada. El día de la conciliación no vino su jefe, sino el abogado de la empresa. Como mi cliente tenía la razón fue muy fácil llegar a un acuerdo.

De esta manera conseguí para Fernando S. D. la cantidad de 3.150€ en concepto de finiquito (vacaciones más indemnización por despido improcedente).

Le aseguro que los derechos del trabajador en España le amparan frente a las injusticias del mercado laboral. Estoy a su disposición para asesorarle legalmente.

Fernando Camacho

Fernando Camacho

Fernando Camacho tras licenciarse en Derecho se especializó en Derecho Laboral, Derecho Civil y Derecho de Empresa. Es un reconocido letrado, con una larga trayectoria a sus espaldas en el desarrollo de la abogacía. Sus áreas de competencia más sólidas son: accidentes en el lugar de trabajo, reclamación de compensaciones, percances en vía pública, indemnizaciones por negligencias médicas y violación de la seguridad ciudadana.
Fernando Camacho

Defendiendo con éxito a clientes también de: Getafe, Coslada,  Alcalá de Henares, etc)

Fernando Camacho tras licenciarse en Derecho se especializó en Derecho Laboral, Derecho Civil y Derecho de Empresa. Es un reconocido letrado, con una larga trayectoria a sus espaldas en el desarrollo de la abogacía. Sus áreas de competencia más sólidas son: accidentes en el lugar de trabajo, reclamación de compensaciones, percances en vía pública, indemnizaciones por negligencias médicas y violación de la seguridad ciudadana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.